Ramón Dario Abila – Wanchope Abila

Ramón Darío Ábila (Córdoba, Argentina, 14 de octubre de 1989), más conocido como Wanchope Ábila fue adquirido por Boca en 2017 para el mercado de medio año.  Boca compró la mitad del pase en poder de Cruzeiro y negoció con Huracán, dueño de la otra mitad, compartir el pase, y dejarlo a préstamo por medio año, debido a que Boca tenía dos jugadores en su puesto y solo disputaba una competencia.  A fin del 2017, terminó su participación en Huracán y se incorporó en Enero de 2018 a la pretemporada con Boca.

“Wanchope” adoptó su apodo de Paulo Wanchope, delantero mundialista y goleador histórico de Costa Rica, que jugó en el Manchester City, el Málaga y Rosario Central en Argentina. Dicho apodo se lo colocó un ex compañero en Instituto de Córdoba (club en el que se formó en 2009 y jugó hasta 2010, cuando migrara hacia Junín), dado su gran parecido físico con el histórico artillero “tico”.

Instituto de Cba 2008 – 2011

Inició su carrera en la segunda división en Instituto de Córdoba, debutando en la primera en el torneo 2008-2009.  En dicho torneo jugó 4 partidos pero no convirtió.   En el torneo siguiente participó de 10 encuentros, pero tampoco se hizo presente en la red.  En el torneo 2010 -2011 tendría mayor participación, estuvo en 24  partidos y convirtió 5 goles.

Abila_01

Sarmiento de Junín 2011 – 2012

En el torneo siguiente pasó a préstamo a Sarmiento de Junín, para jugar en la tercera división.  En ese torneo 2011-2012 jugó 29 partidos y convirtió 9 goles en el torneo y tres partidos y tres goles en la Copa Argentina (un torneo que le traería muchas alegrias).

Deportivo Morón 2012 – 2013

Su nombre comenzó a ser conocido, y al siguiente año, fue Deportivo Morón quien solicitó sus servicios.  En el Gallito tuvo un paso irregular, llegó como una importante incorporación, pero no rindió de la forma esperada.  De todas formas, participó en 32 encuentros y convirtió 4 goles, y por la Copa Argentina participó de 3 encuentros con 2 goles.

Instituto de Cba. 2013

Durante su ausencia, Instituto permaneció en la segunda división, y en el 2012 había tenído una estupenda campaña en el año de mayor brillo del nacional B en la historia.  En ese torneo 2011-2012 jugó River, pero también estaban Huracán, Gimnasia y Central.  Fue un torneo impresionante, que Instituto lideró hasta las ultimas fechas, donde se derrumbó, y terminaron ascendiendo River y Quilmes.  Al siguiente año, en el torneo 2012-2013 la campaña no alcanzó las espectativas, el equipo no era el mismo, y el técnico se habia ido antes de terminar el torneo.  Debían efecutar un cambio.

La oportunidad que quería de volver a Instituto, su club, luego de sendos préstamos a Sarmiento de Junín y Deportivo Morón se le dio. La directiva le confirmó que el DT Frank Kudelka lo tendría en cuenta para el próximo torneo.

“Hablé con la gente del club y me dijeron que quieren que me quede. El técnico me va a tener en cuenta. Y la dirigencia quiere que esté. Me voy a quedar acá. Lo tengo decidido. Es lo que quiero. Ya arreglamos todo y la semana que viene vamos a firmar”.

“Cuando me dijeron de volver a entrenar dije que sí, para no perder tiempo. Ahora en la pretemporada voy a poder a conocer más al DT y ver qué pretende de mi. Espero ganarme un lugar. Yo sólo pedía tener la chance. Ahora depende de mí”, agregó Ramón.

“Estoy muy contento de estar en el club. Yo quería volver, después de lo que me tocó pasar de irme a préstamo dos veces. Aprendí a valorar lo que es el club. Pretendo tener una revancha y poder rendir como lo hice en otros lugares”, expresó la Cobra, que supo debutar en la Gloria de la mano de Vitrola Ghiso.

“Hay que cambiar la imagen. Tenemos que volver a levantar al club. Es un año entero de trabajo que hay por delante. Hay que tener humildad. Y mirar para adelante para que las cosas salgan bien. Hay que tirar todos para el mismo lado. Los hinchas, jugadores y dirigentes con el mismo objetivo: poner a Instituto bien arriba”, cerró Wancho.

El torneo 2013 – 2014 contó con la participación de Independiente, descendido el año anterior.  También fue un torneo complicado, el equipo logró levantar su nivel.  Wanchope jugó 16 partidos, en la primera rueda y convirtió 7 goles.  Era el goleador del equipo y comenzó a llamar la atención de los equipos más fuertes.

Huracán 2014 a junio 2016

Huracán, un equipo golpeado y buscando volver a primera luego de problemas institucionales y deportivas, buscó sus servicios.  A principios de Enero los directivos quemeros comenzaron las negociaciones con sus pares de Instituto.

“Me hubiera gustado terminar el campeonato. Pero si la transferencia le conviene al club y a mi también…”, declaró el futbolista sobre la chance de emigrar.

Finalmente, los dirigentes de Huracán y de Instituto se pusieron de acuerdo y Ramón “Wanchope” Ábila se convirtió en el primer refuerzo quemero.

Luego de dos años en los que el Club Atlético Huracán no comprara a ningún jugador (el último fue Alexis Ferrero), Huracán adquirió el 100% de los derechos económicos y federativos del delantero por aproximadamente 2 millones y medio de pesos.

Huracán quería volver a primera y tuvo un torneo irregular, pero sobre el final comenzó a recuperar puntos al punto de llegar a pelear el último lugar con Independiente palmo a palmo.  Lamentablemente para el quemero, en el partido definitorio, no pudo con el rojo y tuvo que permanecer en el Nacional B.  En esta rueda, jugó 18 partidos y convirtió 6 goles.

En el campeonato siguiente, el 2014 fue un torneo corto, se disputaría en 2 zonas y ascenderían 5 equipos de cada zona, es decir, ascenderían la mitad de los equipos que disputaban el torneo, por una reestructuración del futbol argentino, que deseaba tener un torneo de primera división de 30 equipos.

 

El globo tuvo un comienzo malo, varias derrotas podían hacer frustrar la enorme oportunidad de volver a primera, sobre todo en una zona accesible. Cambió de técnico y comenzó a ganar y ganar, y no solo en el torneo Nacional, sino que avanzó en la Copa Argentina.  Había comenzado arruinando el año de Boca Juniors, eliminandolo por 2-0 y llegó a la final en la cual Huracán venció a Rosario Central.  Wanchope jugó 4 partidos y convirtió 3 goles.

Días después de la enorme consagración del Globo, su segundo título oficial en el profesionalismo, jugaría los partidos definitorios para el regreso a primera.  La Victoria ante Independiente Mendoza lo llevaría directo al desempate con Atlético de Tucumán, el globo estaba imparable.

El desempate con Atlético de Tucumán fue la gloria, terminó goleando por 4-1.  Era el nacimiento de un equipo que quedará en la historia.

El 2015 comenzó de la mejor forma, ya que disputaría la Supercopa Argentina (por obtener la Copa Argentina) nada menos que frente a River Plate, el último campeón de primera división.  Huracán demostraría que seguía siendo la sombra negra de River.  En un partido que aguantó con mucho orden, se consagró Supercampeón Argentino, obteniendo su tercer titulo oficial en el profesionalismo.

La copa Argentina le dio el derecho de participar en la primera fase de la Copa Libertadores 2015, enfrentamientos mano a mano para llegar a la fase de grupos.  El globo la pasó sin problemas, pero en la fase de grupos no fue tan sencillo.  La doble competencia fue demasiado para el plantel y quedó fuera en la primera fase.  Por su parte, en el torneo tuvo un andar irregular, de adaptación al regreso a primera.  Sin embargo, Wanchope convirtió 9 goles en 25 partidos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En la segunda parte del año, y gracias a la obtención de la Supercopa Argentina, el globo disputaría la Copa Sudamericana.  Dos torneos internacionales en el mismo año.  En la copa tuvo un gran desempeño y llegó a la semifinal contra River Plate.  Nuevamente en una etapa definitoria se enfrentaba contra el River ganador de Marcelo Gallardo.  En el primer partido ganó por 1-0 en el estadio de River, en forma sorprendente.  En la vuelta, comenzó el partido ganando 2-0, gracias a un gran partido de Wanchope, pero el partido terminaría 2-2.  De todas formas alcanzaría la final  con justicia.

Lamentablemente para el Globo, Independiente Santa Fé de Colombia fue un rival muy dificil (había eliminado en etapas previas al Independiente de Avellaneda).  En el primer partido, una jugada sin sentido llevaría a la expulsión de Wanchope, y sin su mejor jugador, el equipo no pudo traer la copa.  En ese año, disputó 16 partidos internacionales (Copa Libertadores y Sudamericana) y convirtió 9 goles, la misma cantidad que en el torneo local.

En el comienzo del año 2016, Wanchope sonó en el mercado de pases, al punto de que Huracán le pusiera una cláusura de rescinción de 5M de dólares.  El torneo 2016 sería un torneo corto, de media año, y el promedio del descenso lo complicaba, además de tener la posibilidad de disputar nuevamente la fase previa de la Copa Libertadores, por ser el mejor equipo Argentino en la Copa Sudamericana 2015.  Wanchope se quedó en el Globo.

El año comenzó de gran forma para el globo, en el verano disputó un amistoso contra San Lorenzo y lo pasó por arriba ganando por 3-1

El globo disputó la primera fase nuevamente, la visita a Venezuela, un accidente de tránsito provocó que dos jugadores tuvieran serias lesiones, en especial Toranzo.  Los primeros partidos del torneo Argentino fueron suspendidos, pero apenas comenzó la Copa Libertadores, tuvo que comenzar a exigir al exiguo plantel para aforntar la doble competencia.  En la Copa comenzó mal de local pero se repuso en la visita a Peñarol, recuperando los 3 puntos.  En el torneo local, comenzó a hilvanar una serie de victorias que lo llevó a los primeros puestos, y a comenzar a olvidarse de la tabla de promedios del descenso.

Promediando el torneo 2016, disputó 10 partidos y convirtió 9 goles en el torneo local, y en la Copa Libertadores, habiendo disputado 5 partidos lleva 4 goles, un promedio de gol, de casi 1 gol por partido, su mejor performance al momento.

El 27 de febrero de 2016, en el clásico con San Lorenzo, un partido que el visitante ganaba por 1-0 Wanchope alcanzó el agónico empate en tiempo en el minuto 3.25 de los 4 de descuento.  Lo que se dice, amargar al rival cuando ya estaba brindando.

Mientras tanto, comenzó a coquetear con Boca Juniors, gracias a su amistad con la estrella Xeneize, Carlos Tevez.

wanchope_21_1-1440x864_c.jpg

Cruzeiro 2014 a junio 2016

Su gran rendimiento en Huracán, y su amistad con Carlos Tevez, en ese momento en Boca, llevaron a presionar al presidente de Boca, Daniel Angelici a intentar adquirirlo.  Huracán le puso una elevada cifra al pase, y Boca no aceptó avanzar en la negociación por 6M de dólares, comprando a Darío Benedetto en 5M al América de México.   En medio de la negociación entre Boca y Huracán, Cruzeiro de Belo Horizonte hizo una apuesta por el 50% del pase, y la obligación de comprar la otra mitad en un año y se llevó al goleador en el mejor momento de su carrera.

CmcfOHGWAAAM84k

En Cruzeiro comenzó de buena forma, pero lentamente su rendimiento fue menguando.  En total jugó 60 partidos de julio de 2016 a junio de 2017 y convirtió 25 goles entre torneo locales e internacionales.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ya a comienzos de 2017, Huracán no había recibido más que un par de cuotas del pago del 50% del pase de parte de Cruzeiro y comenzó a intimar el pago o la devolución del pase por intermedio de FIFA.

En Junio de 2017, Boca vio la oportunidad de negociar con Cruzeiro para adquirir la parte del pase que había adquirido, haciendose cargo de la deuda con Huracán, y entregando el pase a préstamo de Messidoro.  Hubieron muchas negociaciones, debido a que Huracán quería el regreso del jugador o el dinero por la totalidad del pase, Cruzeiro no quería abonar, Boca no estaba dispuesto a desembolsar los 6M y Wanchope no queria volver a Huracán.  Se impuso la cordura y Huracán y Boca llegaron a un acuerdo, serían socios en partes iguales, y Wanchope jugaría 6 meses en Huracán para luego si entregar los derechos federativos a Boca.  El tema era convencer a Wanchope de volver a Huracán, no por el club, sino por su mala relación con el presidente Nadur.

Huracán de julio 2017 hasta diciembre

Nuevamente negociaron, y Wanchope aceptó jugar en Huracán si Boca le aseguraba el sueldo (Huracán estaba, como generalmente en los ultimos años) en problemas económicos, y para peor, peleaba en la tabla del descenso.  Primero firmó con Boca el contrato, y luego fue presentado nuevamente en Huracán.

En su segunda etapa de 6 meses en el globo, jugó en total 15 partidos y conviritó 5 goles.  No tuvo una actuación al nivel de su etapa anterior, pero fue importante para un equipo en formación, que fue levantando con el correr de los partidos, al punto de comenzar el campeonato siguiente aliviado en la tabla de los promedios, y peleando siempre entre los 10 primeros lugares, en un torneo de 26 equipos.  Al finalizar el torneo, ganado por Boca, Huracán peleo entre lo primeros 5 puestos por entrar en la Copa Libertadores 2019.

Boca Juniors 2018

Lamentablemente, Wanchope no pudo terminar el 2017 de la mejor forma.  Faltando un par de fechas, tuvo una lesión que no le permitió despedirse del hincha quemero.

boca_refuerzos_crop1515087817131

Boca Juniors, su nuevo club, terminó el año puntero absoluto de la nueva Superliga Argentina, pero había tenido la mala fortuna de perder a su delantero Darío Benedetto, en el mejor momento de su carrera por culpa de una lesión que lo dejará fuera de las canchas por mas de 6 meses.  La llegada de Wanchope a Boca era necesaria.  Tuvo la buena noticia de que también Carlos Tevez, su amigo, llegaría a Boca en el mismo momento, en un equipo que arrasaba en el torneo local, pero perdió a dos figuras importantisimas, Gago y Benedetto, casi en las mismas fechas, y con lesiones graves.

La lesión sufrida a fines del 2017 le jugó en contra, ya que tuvo que comenzar la pretemporada recuperandose primero y volviendo a entrar en forma en un plantel muy competitivo, que no le aseguraba la titularidad y para colmo en la consideración del técnico, tenía dos delanteros por delante, Carlos Tevez y Walter Bou.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Comenzó el año alternando en los partidos amistosos, convirtiendo algunos goles, y perdiendo varios, lo que le puso más presión.  Pero lentamente, ante el bajo rendimiento de Walter Bou en el equipo, la falta de respuesta como 9 de Carlos Tevez, y la lesión de este último en el tramo final del torneo, más la presión de la Copa Libertadores y la necesaria rotación, obligaron al técnico a recurrir más a Wanchope, y éste no desaprovechó la oportunidad, su garra arriba peleando con defensores en partidos muy cerrados, y su olfato goleador cuando los partidos se abrían, sobre todo por el momento extraordinario de su compañero de ataque, Cristian Pavón, llevaron a que Abila convierta goles importantisimos para Boca en partidos que se le complicaron en demasía, incluyendo en el partido contra Unión anotando el segundo y salvador gol en el partido previo al ultimo, el partido de la coronación en el Bosque Platense, peleando la pelota al defensor y ante el error de este convirtiendo el segundo gol del partido, que le permitiría, tras el nuevo empate del Lobo, la coronación como BiCampeón Argentino.

 

Anuncios